Paseo de Alcobendas, 10 – Centro Comercial «El Bulevar de La Moraleja» – 28109 La Moraleja (Alcobendas)

info@radiewcare.com

Ecografía Doppler

ecografía doppler

Qué es una ecografía doppler

La ecografía es una técnica que utiliza los ultrasonidos para poder estudiar los órganos blandos del paciente de prácticamente cualquier parte del cuerpo. Sin embargo, no es útil para analizar los órganos más duros, como los huesos, porque los ultrasonidos no son capaces de atravesarlos. Lo mismo pasa con los gases, lo que en ocasiones no facilita hacer una ecografía abdominal de manera correcta. Para solucionar esto se creó la ecografía Doppler.

Los ultrasonidos van desde el extremo del ecógrafo, hasta que rebotan contra el órgano que se va a analizar y vuelven al extremo del ecógrafo, donde se recepciona la señal.

Dentro de los distintos tipos de ecografía, una de ellas es la eco-doppler. Este tipo usan el efecto Doppler, que lo descubrió el científico de origen austríaco Christian Andreas Doppler. Consiste en que el sonido que emite un objeto cuando se acerca o se aleja se aleja a una persona cambia de frecuencia. Es el mismo efecto que cuando se acerca una ambulancia, que conforme se va acercando hacia nosotros, el sonido se va volviendo cada vez más agudo e intenso.

Para que sirve Eco Doppler

Se hace una eco-doppler cuando se van a estudiar el flujo sanguíneo en una zona concreta, como por ejemplo las arterias o las venas, pero también la sangre que está dentro del corazón o en otros órganos. Esta técnica ayuda a detectar los siguientes problemas:

  • Una obstrucción total o parcial del vaso sanguíneo: cualquier vena o arteria se puede reducir. Una de las causas más habituales son los trombos venosos y arteriales. Normalmente se usa en la trombosis venosa profunda de las piernas. También se utiliza para analizar las placas de colesterol en algunas arterias, como las carótidas del cuello.
  • Enfermedades cardíacas: se puede analizar las consecuencias que tienen las insuficiencias valvulares del corazón y las estenosis sobre el flujo de sangre. De esta manera, la prueba es un complemento al ecocardiograma normal porque facilita saber la gravedad de las alteraciones.
  • Malformaciones fetales: el estudio ecográfico nos permite ver las posibles malformaciones que pueda tener el feto, pero con la ecografía-doppler además podemos ver las arterias desorganizadas y las paredes débiles. También se pueden estudiar las relaciones entre la posibilidad de desarrollar malformaciones y un flujo sanguíneo alterado.
  • Preeclampsia: Se trata de una de las complicaciones en el embarazo más habituales que provoca que la tensión arterial de la mujer aumente demasiado, y resulte grave para el feto. La eco-doppler ayuda a anticipar el diagnóstico de esta patología.
  • Sufrimiento del feto: En la parte final del embarazo, el bebé al tener un mayor tamaño, necesita más aporte de nutrientes y oxígeno. Sin embargo, la placenta es más vieja y el flujo sanguíneo cada vez es menor. La eco-doppler nos permite detectar cuándo se trata de un caso insostenible.
  • Varices venosas: la flebografía es una técnica que, hoy en día, no se usa con frecuencia, pero sigue siendo útil para comprobar la permeabilidad venosa en todos sus puntos y planificar la cirugía.
  • Planificación de cirugías: en algunas situaciones especiales se necesita hacer una eco-doppler para estudiar el flujo y la circulación sanguínea en la zona que se va a operar. De esta manera, prevenimos posibles contratiempos que puedan aparecer durante la intervención.

Cómo se hace

Primero el especialista realizará una serie de preguntas al paciente sobre su estado de salud y los síntomas por los que quiere hacerse la prueba. Después hará una exploración física, con la que intentará descubrir signos en los distintos sistemas y aparatos. Si el especialista lo considera necesario pedirá una eco-doppler que facilite el diagnóstico o confirme una sospecha clínica.

Para hacer esta técnica no es necesario que nos ingresen. Tampoco se necesita permanecer en ayunas antes, ni es obligatorio ir al hospital con un acompañante. Si nos citan para hacernos la prueba, debemos ir con tiempo suficiente para llegar con tranquilidad. Lo primero que harán es pedirnos que nos descubramos la parte del cuerpo sobre la que se realizará la prueba. Si es una superficie grande nos pedirán que nos quitemos la ropa y nos darán un batín de hospital. Una vez dentro, veremos un monitor y una camilla donde nos tumbaremos en la posición en la posición que nos resulte más cómoda.

El especialista que realice la técnica, normalmente un radiólogo, aplicará un gel frío sobre la piel que se vaya a realizar la prueba. Después desliará la sonda del ecógrafo sobre ese gel y la presionará. La sonda tiene el tamaño de un teléfono móvil y el especialista debe ejercer presión para conseguir una imagen nítida de los vasos que quiere estudiar. Es normal que nos sintamos un poco incómodos al inicio, tanto por el frío del gel como por la presión que ejerce el especialista, pero en ningún momento nos va a doler.

El especialista hará diferentes movimientos con la sonda. La girará, desplazará, y apretará sobre tu piel. De esta manera, podrá estudiar el flujo de la sangre en varias direcciones. Durante la prueba escucharás unos sonidos raros, son los ultrasonidos que se escuchan en el monitor del ecógrafo.

Cuando finalice la prueba nos limpiaremos con papel el gel de la piel y nos volveremos a vestir. Normalmente no nos dirán los resultados en el momento y tendrás que esperar a la consulta con el médico. En los casos urgentes, el especialista si podrá decir cuál es el resultado de la prueba.

Cuándo se hace una eco-doppler

Esta prueba se suele realizar a todas las mujeres en embarazo durante el tercer trimestre, a partir de la semana 25. Sin embargo, la eco Doppler no es una prueba obligatoria, que se puede hacer también durante el primer y segundo trimestre si el médico lo considera oportuno.

Los casos en los cuales el especialista puede recomendar hacer una eco Doppler son los siguientes:

  • En los casos donde haya sospechas que exista un retraso en el desarrollo del feto. Para estos casos la eco Doppler es muy útil para saber si al bebé le está llegando sangre, oxígeno y nutrientes de manera correcta. Además, también ayudará a saber si existen alteraciones sanguíneas significativas para adelantar el momento del parto o para prever si va a existir un parto prematuro.
  • Si el embarazo está catalogado como embarazo de riesgo es recomendable que te realices una ecografía de este tipo en cada trimestre de gestación.
  • Si sufres de hipertensión, lo que se conoce como preeclampsia, o tienes problemas circulatorios en las venas. En estos casos si decides hacerte esta prueba descartarás que tus problemas estén afectando al correcto desarrollo del bebé.
  • En el caso de sufrir enfermedades del corazón, la eco Doppler también sirve, ya que se puede ver si este problema puede afectar al crecimiento de tu bebé. Esta prueba se realiza con el acompañamiento de un ecocardiograma.
  • Si tienes previsto pasar por cirugía, la eco Doppler también es necesaria, ya que gracias al estudio del flujo de la zona que se va a operar se puede ver si van a existir complicaciones a priori.

Preparación de la eco Doppler

Si nos van a realizar una eco-doppler hay algunas cuestiones que debemos saber antes de empezar:

  • La eco-doppler dura unos 15 minutos.
  • La prueba se suele hacer de manera ambulatoria, aunque no es raro que se haga durante un ingreso hospitalario o urgencias.
  • Cómo ya hemos dicho no es necesario ir acompañado. Se trata de una prueba sencilla y cómoda, que no requiere de ayuda una vez finalice.
  • Los medicamentos que tomemos no influyen en el resultado de la prueba. De todas formas, siempre debemos comunicar al especialista todos los fármacos que estemos tomando.
  • Se puede beber y comer antes de la prueba sin ningún tipo de problema, aunque si estamos en urgencias es mejor mantenernos en ayunas, porque no sabemos si la prueba arrojará un resultado que necesite de intervención quirúrgica inmediata.
  • No requiere que llevemos ningún tipo de ropa especial, tan solo deberemos descubrirnos la zona del cuerpo sobre la que nos harán la prueba, así que la ropa que deberá ser cómoda y amplia.
  • Debemos aportar nuestro historial clínico personal para que el especialista lo pueda tener a mano.
  • Es una prueba que se puede hacer sin problemas durante el embarazo y la lactancia, de hecho se hace de manera rutinaria.
  • No existen contraindicaciones para hacer la prueba. Tan solo recordar que no sirve en partes del cuerpo que estén ocupadas por huesos o aire, ya que el ultrasonido no da datos de esos tejidos.

Cómo funciona

Las imágenes por ultrasonido están basadas en el mismo principio que se relaciona con el sonar utilizado por los murciélagos, barcos y pescadores. Cuando una onda acústica rebota contra un objeto, rebota, y hace eco. Al medir estas ondas causadas por el eco es posible determinar la distancia a la que se encuentra el objeto así como su forma, tamaño, y consistencia (si se trata de un objeto sólido o que contiene fluido).

En medicina, el ultrasonido se utiliza para detectar cambios en el aspecto y función de los órganos, tejidos, y vasos, o para detectar masas anormales como los tumores.

En un examen por ultrasonido, un transductor envía las ondas acústicas hacia adentro del cuerpo y recibe las ondas causadas por el eco. Al presionar el transductor contra la piel, dirige al cuerpo pequeños pulsos de ondas acústicas de alta frecuencia inaudibles. A medida que las ondas acústicas rebotan en los órganos internos, fluidos y tejidos, el receptor sensible del transductor registra cambios mínimos que se producen en el tono y dirección del sonido. Una computadora mide y muestra estas ondas de trazo en forma instantánea, lo que a su vez crea una imagen en tiempo real en el monitor. Uno o más cuadros de las imágenes en movimiento típicamente se capturan como imágenes estáticas. También pueden grabar videos cortos.

El ultrasonido Doppler, una aplicación especial del ultrasonido, mide la dirección y velocidad de las células sanguíneas a medida que se mueven por los vasos. El movimiento de las células sanguíneas causa un cambio en el tono de las ondas acústicas reflejadas (denominado efecto Doppler). Una computadora recopila y procesa los sonidos y crea gráficos o imágenes a colores que representan el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos.

Cómo se ve la prueba

Los exploradores de ultrasonido consisten en una consola que contiene una computadora y sistemas electrónicos, una pantalla de visualización para video y un transductor que se utiliza para hacer la exploración. El transductor es un dispositivo portátil pequeño que se parece a un micrófono y que se encuentra conectado al explorador por medio de un cable. Algunos exámenes podrían utilizar diferentes transductores (con capacidades diferentes) en el mismo examen. El transductor envía ondas acústicas de alta frecuencia (que el oído humano no puede oír) hacia adentro del cuerpo y luego capta los ecos de retorno de los tejidos del cuerpo. Los principios se asemejan al sonar utilizado por barcos y submarinos.

La imagen por ultrasonido es inmediatamente visible en una pantalla de visualización para video que se asemeja a un televisor o a un monitor de computadora. La imagen se crea en base a la amplitud (volumen), frecuencia (tono) y tiempo que le lleva a la señal ultrasonora retornar desde el área en el interior del paciente que está siendo examinada hasta el transductor (el aparato colocado en la piel del paciente para enviar y recibir las ondas sonoras que regresan), como así también a la composición del tejido del cuerpo y el tipo de estructura del cuerpo a través de la cual viaja el sonido. Se pone en la piel una pequeña cantidad de gel para lograr el mejor desplazamiento, de ida y de vuelta, de las ondas sonoras desde el transductor hasta el área dentro del cuerpo que está siendo examinada. El ultrasonido es una modalidad excelente para algunas áreas del cuerpo, mientras que otras áreas (especialmente los pulmones llenos de aire) no son muy buenas para usar el ultrasonido.

Resultados de la eco Doppler

Los resultados de la eco-doppler se obtienen en el mismo momento que se hace, pero su interpretación debe hacerse con precaución. Por eso muchas veces no nos podrán decir los resultados y tendremos que esperar a que nos los entreguen otro día. En situaciones de urgencia sí que podrán realizar un juicio clínico en el acto y nos lo comunicarán en seguida.

Con esta prueba se estudian múltiples parámetros del flujo sanguíneo. Su velocidad, dirección o caudal. Todos ellos vienen dados en diferentes unidades de medida. Sin embargo, los valores normales de esas medidas dependen de la zona del cuerpo a estudiar. Lo que es un flujo normal en el corazón puede que sea patológico en las carótidas u otras zonas. Por eso lo resultados deben estudiarse a conciencia.

Es habitual que con los resultados se entregue alguna imagen, aunque si no lo hacen no debemos preocuparnos porque no suele servir de mucho. En la imagen veremos la típica gama de grises que se ven en una ecografía normal, pero con áreas de colores. Esos colores representan el flujo sanguíneo desde el rojo al azul. El rojo indica que el flujo va en dirección a la sonda del ecógrafo (cuanto más intenso más veloz es), y el azul que se aleja (cuanto más intenso más rápido se aleja). El blanco o amarillo suele indicar un flujo más lento o estable.