La enfermedad coronaria es la principal causa de mortalidad en el mundo, hasta 10 veces más que el cáncer de mama. El riesgo cardiovascular se define como la probabilidad de sufrir un evento cardiovascular (acontecimiento coronario o infarto de miocardio) en los próximos 10 años. Mediante el perfil biogenético y de técnicas de imagen que te ofrecemos en RadiewCare, podrás establecer de forma más precisa y fiable el riesgo cardiovascular a largo plazo.

Según diferentes funciones de riesgo (SCORE, Framingham, PROCAM o Regicor), los pacientes se clasifican en cuatro grupos de riesgo cardiovascular: bajo (inferior al 5%), moderado (del 5 al 9.9%), alto (del 10 al 14.9%) y muy alto (superior al 15%). Pero únicamente el 37.5% de los eventos cardiovasculares ocurren en los grupos de riesgo alto y muy alto, lo que indica que la prevención primaria de la ECV es especialmente importante. Así pues, el 62.5% de los eventos cardiovasculares en la población española tienen lugar en los grupos de riesgo bajo y moderado.

En RadiewCare basamos la prevención de la enfermedad cardiovascular en una estrategia que consiste en identificar y reclasificar a sujetos con mayor riesgo de presentar eventos cardiovasculares (¡tratables!), con objeto de INDIVIDUALIZAR a los pacientes e identificar aquellos eventos cardiovasculares que no esperábamos bajo estrategias clásicas o poblacionales.

Consideramos individuos con ALTO RIESGO a:

  • Pacientes con enfermedad conocida en algún territorio vascular
  • Pacientes con diabetes o insuficiencia renal
  • Pacientes con riesgo de muerte cardiovascular calculado por sistema SCORE >5% a los 10 años
  • Pacientes con hallazgos de imagen definitorios de enfermedad ateroesclerótica: fundamentalmente “Score Calcio” con valores absolutos mayores de 100 (o valores mayores de percentil 75)
  • Individuos con carga alta de un factor de riesgo cardiovascular

*Los factores de riesgo cardiovascular se clasifican en modificables y no modificables. Entre los factores de riesgo modificables destacan: hábito tabáquico, consumo de alcohol, sedentarismo, mala alimentación, niveles elevados de colesterol, hipertensión arterial, obesidad abdominal y diabetes mellitus, entre otros. Los factores de riesgo no modificables  son: edad, sexo, historia familiar de ECV y factores genéticos de predisposición.

Por tanto, y con objeto de salvar ciertas paradojas epidemiológicas en la prevención de enfermedad coronaria y cerebrovascular, ofrecemos una batería de acciones que comprenden (*en pacientes mayores de 45 años):

  • Score calcio: TAC de baja dosis (1msv)  para detectar y medir calcio de las arterias coronarias
  • Electrocardiograma y Ecocardiograma
  • Estudio del grosor íntima-media carotideo/periférico
  • Análisis y evaluación de 125 polimorfismos genéticos: 114 asociados a factores de riesgo cardiovascular clásicos, y 11 independientes de los mismos.
  • Perfil bioquímico que incluye los siguientes biomarcadores:

1. Perfil de riesgo cardiovascular CARDIOVA:

  • Colesterol total cHDL.
  • Triglicéridos.
  • Homocisteína.
  • Índice aterogénico.
  • Colesterol no HDL.
  • Ratio colesterol total / cHDL.
  • PCR cuantitativa ultrasensible.

2. Perfil de riesgo de infarto de miocardio RIMF:

  • apo A-1.
  • apo B.
  • Ratio apo A-1 / apo B.

3. Perfil de aterosclerosis y factores de riesgo ATERO CARDIOVA + RIMF.

4. Perfil de riesgo cardiovascular avanzado CARDIOPLUS CARDIOVA + RIMF +:

  • Lipoproteína (a).
  • Fibrinógeno NT-proBNP.
  • Ratio apo B / apo A-1.
  • Vitamina B9 (ác. fólico), Vitamina B12 y Vitamina D 25-hidroxi colecalciferol.
  • Medidas clínicas de presión arterial; índice tobillo-brazo
  • Valoración de Prueba de esfuerzo (no sistemática) y ECO-doppler vasculorrenal
  • Valoración de medidas adicionales según hallazgos

Debes saber…

El hecho de que más de la mitad de los eventos cardiovasculares ocurran en pacientes clasificados de riesgo bajo o moderado significa que las actuales funciones de estimación del riesgo cardiovascular no son del todo eficaces. La incorporación de los factores genéticos en los algoritmos de riesgo posibilita la estratificación del riesgo cardiovascular de forma más precisa, identificando aquellos pacientes que van a necesitar unos objetivos terapéuticos más estrictos. Esta mejora de la clasificación del riesgo es especialmente importante en la población de riesgo coronario moderado. El perfil genético CardioGen posibilita establecer, de forma más precisa y fiable, el riesgo cardiovascular teórico del paciente a largo plazo. El análisis consiste en la evaluación de 113 polimorfismos genéticos: 102 asociados a factores de riesgo cardiovascular clásicos, y 11 independientes de los mismos. Se ha constatado que existe una relación directa y lineal entre el número de resultados genéticos (alelos) de riesgo y el número de eventos cardiovasculares, de forma que a más alelos de riesgo, mayor riesgo cardiovascular. El perfil genético CardioGen integra la información genética con la información clínica y de estilo de vida del paciente, determinando:

  • El riesgo cardiovascular real, en base al factor de riesgo genético y al riesgo relativo, determinando la edad cardiovascular del paciente.
  • La predisposición genética a desarrollar factores de riesgo clásicos, es decir: dislipemias (niveles elevados de colesterol LDL, niveles bajos de colesterol HSL y niveles elevados de triglicéridos); hipertensión arterial; diabetes mellitus; obesidad; trombosis; y dependencia a la nicotina.

Así, el perfil genético CardioGen permite reclasificar al 7% de los pacientes de riesgo bajo a un riesgo moderado, al 15% (1 de cada 6) de los pacientes de riesgo moderado a un riesgo alto y al 23% (1 de cada 4) de los pacientes de riesgo alto a un riesgo muy alto. En estos pacientes será necesario aplicar unos objetivos terapéuticos más estrictos.

Bibliografía

  • Carla Lluís-Ganella, Gavin Lucas, Isaac Subirana, Mariano Sentí, Jordi Jimenez-Conde, Jaume Marrugat, Marta Tomás, Roberto Elosua. Efecto aditivo de diferentes variantes genéticas en el riesgo de cardiopatía isquémica. Rev Esp Cardiol. 2010;63(8):925-33
  • Lluis-Ganella C, et al. Assessment of the value of a genetic risk score in improving the estimation of coronary risk. Atherosclerosis (2012), http://dx.doi.org/10.1016/j.atherosclerosis.2012.03.024
  • Marrugat J, Vila J, Baena-Díez JM, Grau M, Sala J, Ramos R, Subirana I, Fitó M, Elosua R. Relative validity of the 10-year cardiovascular risk estimate in a population cohort of the REGICOR study. Rev Esp Cardiol. 2011;64:385-94.
  • Perk J, De Backer G, Gohlke H, Graham I, Reiner Z, Verschuren M, et al. European Guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice (version 2012). Eur Heart J. 2012;33:1635701.